in , , ,

Dieta y autosabotaje ¿cómo evitarlo?

Autosabotaje es aquella actitud o aquellas acciones que uno mismo pone en práctica para reaccionar a lo que está haciendo, y que, aunque es deseado y conveniente, supone cierto esfuerzo, y por otro lado, hay algún patrón inconsciente que frustra nuestros intentos por conseguir nuestro objetivo. 

¿Por qué me saboteo al iniciar una dieta?

Si inicias una dieta, ya sea para bajar peso, para subirlo o para que tu alimentación sea más saludable, implicará adoptar un nuevo plan de alimentación, y esto nunca es sencillo, porque implica cambiar rutinas y hábitos.brain-1093904_640

En el proceso de habituarnos a una nueva rutina de alimentación, pasaremos por diferentes fases: la motivación, sobre todo al principio porque algo nuevo siempre gusta y al pensar en los resultados tenemos ganas de ponernos a ello; pero fácilmente puede llegar el desánimo si, por alguna circunstancia no conseguimos lo que pensábamos o incluso, puede que empecemos a aburrirnos.  A esto hay que sumar nuestras reacciones cuando estas actitudes aparecen y esos grandes impulsos de autosabotaje nos incitan a volver a la antigua pauta, aunque sepamos la conveniencia de cambiarla.

Cambiar es algo que como humanos nos cuesta, ya que preferimos permanecer en nuestra zona de confort.

¿Por qué nos autosaboteamos en una dieta, si queremos vernos y sentirnos bien?

Nos podemos sabotear por varias razones:

En algunos casos por que nos cuesta salir de nuestra zona de confort para cambiar de hábitos.

Por otro lado, porque algunos de los alimentos que más nos dañan nos causan placer por las sustancias adictivas que llevan (azúcares refinados, grasas, aditivos y  sal).

tacos armonia corporalDebemos cambiar la asociación de dieta y restricción, y para ello asegurarnos que los nuevos hábitos que adoptemos sean placenteros y saludables. De esta manera no se echa de menos la “comida basura”.

Otras de las causas por las que me puedo sabotear, es cuando aparece el hambre emocional. El hambre emocional no se satisface por mucho que uno coma. Para abordarlo necesitas aprender a desconectar el piloto automático y aprender a atender y afrontar esa emoción que ha quedado en el tintero. En la consulta no me canso de ver casos de personas que al aprender a satisfacer su hambre emocional, el hambre física desaparece por donde ha venido.

¿Qué implica un cambio de hábitos?

Primero salir de la zona de confort, dejar de lado aquello a lo que estamos acostumbrados siempre es complicado y ahí, afloran muchas emociones y sentimientos que nos hacen dudar, el miedo el primero de ellos, el miedo paraliza, nos inmoviliza en el cambio.  El miedo es  una emoción que nos ayuda a confirmar o no si hay algún peligro cercano, aprender a escucharlo, afrontar el miedo, aceptándolo, integrándolo,  gestionándolo de manera que no nos bloquee.

Por otra parte, también hay una clara relación entre el autosabotaje y el autorrechazo. Cuando comes compulsivamente o de manera inadecuada, suele ser porque no te sientes bien, ¿te has fijado que cuando te sientes bien te es más fácil cuidarte, y que además disfrutas con ello?

Cuando no nos sentimos bien, o pasamos por una situación difícil tendemos a rechazar ese sentimiento de malestar y buscamos sentirnos mejor, en muchos casos comiendo, y no hace falta decir que comer de más no soluciona ningún problema, al contrario, incrementa el malestar y el sufrimiento.

Dejo de rechazarme cuando me acepto y acepto mis emociones

Es necesario aceptar esas emociones incómodas, ese miedo, esos pensamientos desquiciantes, porque rechazar lo que sientes, te lleva curiosamente a aferrarte más a ello. Date permiso para sentir esas emociones (aunque te resulte molesto), observa esos pensamientos, genera el espacio suficiente para que integres lo que necesita ser integrado y el resto suéltalo.  ¡Suelta el aire con fuerza al espirar y nota como lo que no necesitas lo sueltas!.

Las emociones fluyen,  deja que sigan su recorrido natural, porque siempre te deja bien ¿Recuerdas la última vez que reíste?¿o la última vez que lloraste? Cuando te das permiso para expresar tus emociones desde la aceptación siempre te quedas con buen cuerpo.

flor-1

Ya sabemos que saboteamos porque rechazamos una parte de las emociones o pensamientos que sentimos y queremos intentar acallarlas comiendo.

La próxima ocasión en que te sientas mal y te apetezca comer de forma compulsiva o desordenada, para un momento y en lugar de rechazar lo que sientes, dale la bienvenida, acéptalo, acógelo, inspíralo. Verás que cuando pones ahí tu atención, esas emociones se van transformando hasta que las sueltas, las espiras y dejan en ti su estela de sabiduría, porque al afrontarlas y aceptarlas has aprendido algo más de ti.  ¡Enhorabuena!

 

Me gustan las cosas sencillas y naturales. Me dedico a facilitar a las personas el proceso de cambio hacia un estilo de vida más saludable, ....
Más sobre Mentxu DaVinci

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todo lo que deberías saber antes de empezar un proceso de Coaching

Generación selfie vs felices para siempre