in , , , ,

Un limón en la boca o la idea del limón en la boca provocan la misma salivación

Haz la prueba, cierra los ojos e imagina un limón en la boca. La salivación que provoca es la misma que si fuera real. Sabes que quiere decir esto? El cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario.

Un conflicto real o uno imaginario producen las mismas emociones. Por tanto cuidado con lo que pensamos y como nos anticipamos a situaciones que todavía no han ocurrido.

Debemos liberar esas  emociones al exterior y así  el cuerpo no padece, por otro lado, si no se expresan ni comparten, las emociones bloqueadas causan conflicto.

Al verbalizarlas le quitamos dramatismo y nos damos cuenta muchas veces cuanto de real o inventado tiene nuestra teoría de lo que esta pasando.

Debemos ser  conscientes de las propias emociones y expresarlas, compartirlas.

En el coaching trabajamos sacando a la luz las creencias limitadoras que aparecen y como les damos veracidad de realidad a situaciones nuevas que aun no han ocurrido, por ejemplo  si tras un despido, pienso que no sirvo para nada, que nadie va querer contratarme , o me siento avergonzado , mi cerebro lo interpreta como algo “REAL”  y miorganismo reaccionara sobre el estrés que me produce esa situación:

Observar del diálogo continuo que tengo conmigo mismo y  prestar una especial atención a qué estoy pensando y qué sentimientos o emociones se están despertando será el primer paso para poder calibrar en nosotros el valor de ese pensamiento.

Así que cuidado con lo que imaginas porque eso puede estar determinando tu realidad.

Soy experto en Coaching Personal y Ejecutivo en mis sesiones aplico tecnicas de PNL y constelaciones familiares para poder tener una mirada más sistémica a ....
Más sobre Janina Meseguer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Ordenes del Amor – 3 reglas de oro

Psicólogo de cabecera